CARMEN CAILLOT

ROUGE SANG – CREATIVE INSOMNIA – RED NIGHT – CARMEN CAILLOT

El poder ceremonial de la sangre / Rouge Sang

M. Carmen Caillot

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

LA SANGRE …. ¡Que puede encarnar mejor el Rojo que el rubí de la Sangre! 

La sangre es un Mar inmenso que recorre las venas de los cinco continentes, de los hombres blancos, de los amarillos, de los negros. En el,  las plañideras de Isis, lentamente, desde el fondo de los Tiempos,  no han cesado de navegar hacia nosotros en su negro navío …

Cálida, estimulante, potente, fascinante……palabras siempre  excitantes hablan de la Sangre, ese liquido incandescente y vital, rojo como el fuego, símbolo de vida y que para nuestros antepasados y muchos pueblos de ahora sigue siendo vehículo del alma .

 Las más antiguas tradiciones cuentan que fue la sangre de un Dios o la de un Héroe  desmembrado quien creo la Tierra y dio vida a todos los seres.. La trasgresión de un tabú importante y el incesto solían también intervenir, junto con esta sangre sagrada,  en aquellos oscuros y tumultuosos comienzos.

En África  existe un pueblo muy singular acampado en el acantilado de Bandiagara  (Mali) : los Dogon . Ellos se consideran hijos de Sirus, una estrella doble y deslumbrante de la constelación del Perro, al Sur de la gran constelación de Orión. Los ancestros de los Dogon conocían la existencia de esta doble estrella, invisible a la vista, y de sus movimientos siglos antes de que Occidente “la descubriera”. También la conocían los egipcios que la personificaron como la  Diosa Sothis. El anuncio por los Magos de su aparición en el cielo nocturno era motivo de grandes regocijos porque la estrella rojiza  precedía la crecida del Nilo, fuente de vida de los egipcios.

 Pero volvamos a lo nuestro, así cuentan los Dogon:

 En los principios, Amma era el Gran Dios Urano. Harto de su soledad quiso unirse a la Tierra pero esta, rebelde, erigió su clítoris en forma de termitero y Amma, furioso, lo corto. De esta primera unión fallida y sangrienta nació Yurugu, el Chacal Pálido, gran perturbador y creador del desorden del mundo.

 Yurugú poseía la “palabra clara”, pero se opuso a Amma, fecundó a su madre y cometió el primer incesto.  Amma le volvió mudo. Más tarde fue degollado y desollado por sus hermanos, los Nomos que eran los genios del Agua. La sangre del primer sacrificio fluyó, sol y lluvia y sangre a la vez… Más tarde el Chacal Pálido se reconstituyó. Había perdido su voz, pero sus patas eran ágiles y conocían el lenguaje secreto de los iniciados.

Aún hoy en día, cuando el ocaso tiñe de rojo sangre el alto acantilado, los ancianos iniciados  dibujan sobre la arena tablas de adivinación divididas en seis rectángulos. Dentro colocan piedrecillas, cebos, ramillas y signos cabalísticos. Es el Arte ancestral de la Geomancia. Cuando despunta el alba, el mago interpretará para su consultante las huellas que ha dejado el chacal en su paso durante la noche. 

Los astros, sigue contando la Cosmogonía Dogon, han nacido  en el Arca del  Nommo y Sirus (Sigi Tolo) es la estrella del nacimiento del mundo, surgida de la sangre del sacrificio. Su revolución dura 60 años y da lugar a una Fiesta de magnitud inconmensurable que congrega todas las mascaras y que puede durar hasta 7 años: el Sigui. La última tuvo lugar en 1967 y la próxima será en 2027. Dicen que el principio del Sigui se ve anunciado en el cielo por une gran fulgor rojo

Pero esta historia  no concierne tan solo este extraño y lejano pueblo. Todas las culturas, todas las grandes ciudades legendarias, han tenido en su fundación una victima sacrificial degollada o amurallada, como han sido también constantes esenciales en todas las culturas la idea de beber a las fuentes de la vida de la Sangre y de ofrecer sacrificios para que el Cielo sea propicio o  para apaciguar su ira .

No podrían contarse en el mundo y a lo largo de la historia, los sacrificios, los rituales, los conjuros, los pactos y los crímenes que por y en  nombre de la Sangre han sido perpetrados, convirtiendo así nuestro hermoso planeta  en un inmenso altar donde los hombres son llamados a beber y a saciarse de este mágico brebaje.

 Y es que los mitos nos enseñan que la Tierra y los Dioses quieren sangre para que nazcan las plantas y hasta  los minerales y metales y que la sangre vertida en ocasión de lidias, combates y sacrificios es presagio de lluvia y trae felicidad, abundancia..

 En Egipto mataban cada día a tres hombres y en Fenicia al año se sorteaban los niños destinados a ser ofrecidos al cruel dios Baal. Los sacerdotes y devotos del culto de Mitra laceraban un toro y bebían de su sangre. Orgía de sangre…en las iniciaciones el neófito  se metía en un pozo cerrado con claraboya. Encima de el un toro era degollado y su sangre caía en la fosa. El iniciado exponía su cabeza, su cuerpo, sus manos a las gotas  que caían. Embriagado, echaba la cabeza hacia atrás para que la lluvia escarlata regara su rostro, sus ojos, sus labios, humedecía su lengua con sangre. Luego se ofrecía el mismo  a la veneración enloquecida de la muchedumbre.

 En la Roma antigua degollaban  a niños cuya sangre se consideraba más pura para ofrecerla a los dioses Lara y luego tiraban al Tiber hombres y mujeres para conjurar plagas y calamidades.

 En Esparta, los adolescentes sufrían tremendas flagelaciones para regar y honrar con sangre el altar de la Diosa Artemisa. Algunos fallecían y esta muerte “gloriosa” sustituía al crimen ritual y en el siglo XV para inaugurar el templo dedicado al dios de la Guerra, Montezuma  mando sacrificar nada menos que a

20 000 personas para que fluyera un rió de sangre cuyo resplandor complaciera al Dios

 Pero la Sangre es polimorfa, puede convertirse en fruto de la vid para las fiestas de Dionisio o bien en pintura transcendente y primigenia. Es así como a los ídolos primitivos se les representaba  por trozos de madera embadurnados de sangre  y la sangre de los animales sigue sirviendo para pintar  las mascaras de los que ellas representan.

 Sangre humana, sangre animal o transcendencia del vino mezclado con sangre para sustituirla luego en el cálice de la Misa o del Graal…  ¡que puede importar mientras la sed esté saciada y los Dioses satisfechos!  La Tierra, bajo sus seductores parajes,  está sedienta de sangre. Así lo creen o la creyeron casi todas las culturas pues al igual de los dioses sanguinarios que los hombres han creado, también han hecho de la fecunda y generosa Mama Pacha una diosa ávida y despiadada antes de avasallarla y capturar ilusoriamente su poderío.

 Así pues va la Sangre…  siempre corriendo, siempre vertida, siempre utilizada ritual y violentamente para la bebida, el embadurnamiento, el sacrificio, la ofrenda,  la aspersión…….

 “Siento a veces que mi sangre fluye a raudales

Como si fuera una fuente de rítmicos sollozos

La oigo fluir con un largo murmullo

Pero en vano me palpo para encontrar la llaga.

A través de la ciudad como en  campo cercado,

Se aleja, transformando los empedrados en islotes,

Desalterando la sed de cada criatura

Y en todas partes tiñendo de rojo la naturaleza”

(Baudelaire)

Y es que la esencia de la Sangre es ese fluir cósmico y oculto que todo lo une y lanza un invisible puente entre las dos puertas solsticiales de la Vida y de la Muerte. La Sangre dentro, oculta, es la Vida, la Sangre fuera, derramada, es la Muerte. Así de simple. De ahí el terror ancestral a ver la sangre que nos convulsa:

“¡Que no quiero verla!

Dile a la luna que venga!
Que mi recuerdo se quema.
¡Avisad a los jazmines con su blancura pequeña!

Que no quiero ver la sangre

de Ignacio sobre la arena”  

(G.Lorca)  

Potente es también la Sangre cuando se utiliza en rituales mágicos que pretenden conseguir un resultado. En Dahomey, cuando el jefe quería cazar, necesitaba una sangre propiciatoria para lo cual, con sus acompañantes, sacrificaban a un niño en auras del éxito de la expedición.

 Antiguamente en Guinea ritos de poder se celebraban de noche. Lo fetichistas en búsqueda de poder hacían que de la cabeza de sus victimas la sangre brotase directamente sobre el ídolo.

 Hoy cuando los fetichistas quieren adquirir dotes de adivinación o en los rituales de trance y de posesión, utilizan la sangre sustitutiva de animales como el cordero, la cabra, el gallo… y sabemos que siempre  la brujería utilizó el precioso liquido para sus embrujos, sus filtros de amor, sus talismanes…

Esta necesidad de sangre a la que se han enfrentado todas las culturas no ha inspirado horror, al contrario, ha contribuido a excitar la imaginación y las fantasías,  tanto en Europa como en el resto del mundo,  y ha inspirado infinidad de pócimas, filtros y remedios milagrosos. Ovidio por ejemplo nos evoca en sus Metamorfosis un secreto primitivo de rejuvenecimiento donde la Sangre es el principal componente….

En nuestra propia tradición para sellar pactos y conjuros los contratantes firman con la tinta fulgurante de la sangre porque ella es compromiso y  poder:  ver y poseer la sangre de un hombre es detener un oscuro e ineludible poder sobre el y en temas de Sangre, el Diablo toma cartas en el asunto. En todas las leyendas de Fausto el Diablo exige que la firma del pacto esté escrita con la sangre del anciano y no con tinta.. Fausto debe firmar con su propia sangre porque esto le vincula a las fuerzas del Mal. La intención del Diablo es de índole ocultista “porque por la sangre se libra la verdadera  batalla en el momento en que tiene lugar en el hombre la lucha entre el Bien y el Mal” (Steiner)

 Estas creencias en el poder y las virtudes de la sangre han determinado crímenes espantosos a lo largo de la historia. Pensemos en Gilles de Ray, posible inspirador del cuento de Barba Azul, en el poder maléfico de las Misas Negras… , crímenes sin prescripción que estigmatizan para siempre a sus autores. “¡Todos los perfumes de Arabia no lograran borrar esta mancha de sangre en mi mano!” se lamenta Lady Macbeth con lúgubres sollozos.

 ¡Pero también cuan voluptuosa es nuestra  literatura cuando se adentra en el tenebroso y erótico encanto de lo Gótico!  “Mi corazón temblaba y mi garganta se conmovió cuando sentí la caricia de su aliento y de sus temblorosos labios. Luego me desmaye al sentir la mordedura de dos dientes agudos”. Festines eróticos de vampiros turbadores, Maldoror, Drácula, Nosferatu…  Porque el alma de la carne esta en la sangre, vosotros que tanto habéis conmovido nuestros deseos y pesadillas seréis para siempre inmortales.

 Pero ¡silencio!…. Queda mucho por decir y descubrir sobre los laberintos de la sangre,  mas la hora es tardía.

 Quien quiera ser más ampliamente iniciado sobre estos secretos, que firme aquí ahora mismo con  sangre y con esta pluma que a vuestra disposición he dispuesto….   

texto con imágenes:

Rouge Sang

 

 

 

 

 

 

 

 

CV M. Carmen CAILLOT

Franco-española

Psicóloga, terapeuta, investigadora, consultora en comunicación y Coach

– Licenciada en Psicología en la Universidad de Paris V-Sorbonne

– Master de Psicopatología por el Instituto de Psicología de Paris V-Sorbonne

– Diplomada en Metodología proyectiva (Rorschah y TAT –se utilizan para diagnósticos      clínicos y periciales)

– Master y Trainer en PNL

– Formada en Terapias Regresivas y Constelaciones Familiares

– Conocedora de la cultura Dogon (Africa Occidental) y de los Tuaregs del Hoggar y del Tasili (Sahara)

– Apasionada por otras culturas y por la  Etnopsiquiatria  en la línea del Instituto Devereux  y de Tobie Nathan

– Miembro fundador de la Asociación Cultural Atelier Meta-morphic

Una respuesta a “CARMEN CAILLOT

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s