CLAUDIA BONOLLO/ LA HABITACIÓN de AHAU OX (espacio sensible interactivo)

LA HABITACIÓN de AHAU OX (ESPACIO SENSIBLE INTERACTIVO CON PROYECCIONES Y ESPEJO-SOL)

instalación interactiva LA HABITACIÓN DE AHAU OX – Claudia Bonollo

ventana de luz amarilla (YELLOW LIGHTBOX) – Claudia Bonollo

Cada elemento de la instalación de Claudia Bonollo sea proyección, espejo o light box (ventana de luz) desarrolla una duplice función: puede ser una obra autosuficiente o uno de los elementos de las “instalaciones totales”.

Estos espacios cromáticos y vibrantes pueden convertirse en espacios sensibles o arquitecturas efímeras, que la artista compone combinando arte, arquitectura, luz, color e imaginario biológico. Combinando elementos reales y virtuales (ventanas de luz, proyecciones, leds, elementos reflectantes etc.) es posible  crear una puesta en escena cálida que estimula los sentidos y explora las emociones más profundas, anulando la distancia entre instalación y espectador que forma parte integrante de la obra.

El propósito de Claudia Bonollo es utilizar el color como herramienta de construcción sensorial del espacio. Surgen así los meta-proyectos (arquitecturas efímeras que nacen de un color o que cambian de color según las horas del día), las video-instalaciones cromáticas donde se investiga el color en sus matices más visionarios y las narraciones temáticas sobre los puntos energéticos del cuerpo sutíl.

proyecciones en la HABITACIÓN DE AHAU OX

(el sol eléctrico amarillo)

el-sol-interior-de-claudia-bonollo

frame “ESPACIOS AMARILLOS”, Claudia Bonollo

LA HABITACIÓN DE AHAU OX (El sol eléctrico amarillo) I – “Espacios amarillos”, 2009-2012 (2012 © Claudia Bonollo)

tierra_intimidad1

frame “INTIMIDAD MATERIAL”, Claudia Bonollo

 

LA HABITACIÓN DE AHAU OX (El sol eléctrico amarillo) II , “Intimidad material” , 2009-2012 (2012 © Claudia Bonollo)

spaziogiallo7

frame “OJO-LA VISIÓN INTERIOR”, Claudia Bonollo

LA HABITACIÓN DE AHAU OX (El sol eléctrico amarillo) III, “Ojo- la visión interior y exterior”, 2009-2012 (2012 © Claudia Bonollo)

puesta en escena de la YELLOW NIGHT

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Claudia Bonollo

artistic statement

Artista, arquitecto e investigadora, de formación multidisciplinar. Viaja y estudia en distintos países y se considera nómada por vocación. Alterna la actividad investigadora con la experimentación en cualquier ámbito de la creación ya que la considera una utopía necesaria y combina técnicas, materiales, lenguajes y disciplinas diferentes.

El primer trabajo por encargo es un traje ritual para el Reverendo Fausto Taiten Guareschi. fundador del Monasterio de Fidenza. El manto sagrado, de 16 metros cuadrados, emblema de la sanación, implicaba un ritual personal inspirado a la labor de las monjas budistas en el siglo XI. Se realizaron también las alfombras para la meditación matutina (Za-gu) y un libro de artista dedicado a la ceremonia del Kesa.

Persuadida de la importancia del diálogo multidisciplinar en un época fuertemente marcada por la especialización, funda en Madrid en 2002 el Atelier Meta-morphic, organización de respiro internacional y plataforma para el arte, la cultura y la investigación, que desde 2011 se convierte en asociación y lugar de promoción cultural…

El nombre Meta-morphic resume el sentido de la investigación personal: trabajar en el límite entre lo animado e inanimado, en el umbral entre objeto y acción en una tensión que abarca, más allá de la construcción, los ámbitos del arte.

En una metamorfosis incesante, cada signo dialoga con otro y se requiere una intervención activa de la imaginación por parte del espectador, necesaria para articular el complejo sistema de fragmentos que origina el proceso formativo. En este proceso se halla una tensión, un alma barroca que alude a la totalidad sin nunca desvelarla del todo.

Con este espíritu surgen sus proyectos y sus arquitecturas, las colecciones de muebles, lámparas y floreros, los biombos, las joyas y los tejidos suntuosos, las cajas mágicas y los libros de artista. Cada proyecto es la narración fragmentaria de una historia articulada por analogías. Así nacen las visualizaciones con colores, los settings de luz, las escenografías y las arquitecturas sensibles.

La formación con Bruno Munari le ha enseñado a desarrollar una creatividad curiosa y el sentido lúdico, de él aprende a componer sin pensar en el resultado final y a entregarse al proceso creativo como ritual personal.

Así como su formación, sus fuentes de inspiración no han sido sólo los arquitectos que ha admirado (los críticos que han escrito sobre su obra han vislumbrado en ella elementos que recuerdan a Gaudí o Miralles, Zaha Hadid, Libeskind, Coop Himmelb(l)au, Moss y Morphosis) sino las visiones posibles del arte, las nuevas perspectivas de la biología o de la física cuántica, la obra de J. Hillman y H. Corbin, el estudio de Ib’n Arabi, Sohravardi y Najmoddin Kobrâ, que han contribuido a un trabajo artístico aún más atento a los fenómenos más visionarios de la luz y del color. Una propensión acorde con su origen veneciano, donde el color no es sólo un tinte sino movimiento, vibración, reverberación, fruto de la contracción/dilatación de la luz, y posee las mismas cualidades que otorgamos a la arquitectura, es más, podemos ir más allá y afirmar que el color, en su esencia, es la arquitectura misma en su dimensión más fluida y cambiante. Desde sus comienzos el color se convierte en una herramienta de construcción sensorial del espacio de posibilidades ilimitadas, ya sean meramente estéticas o más especializadas, rituales, terapéuticas, espirituales o hipnóticas.

Fernando Quesada, que es el critico que mejor ha entendido el proceso implícito en su obra, escribe: “En las instalaciones multisensoriales de CB el cuerpo escapa el propio límite cutáneo, incluso energético o térmico de su presencia, para proyectarse libremente sobre el soporte arquitectónico anulando su materialidad y sustituyéndola por un nuevo límite más flexible e inmaterial. En la decoración se trata del espacio arquitectónico en su versión más pura y disciplinar, el muro activado por la vibración del color y la textura, de la luz emanante y de la superficie viva, el espacio plasmado por la percepción que realizamos de él. En el dispositivo activador se parte de lo anterior, pero yendo más allá, proyectando el cuerpo hacia el soporte físico de la obra, en un diálogo espacial biunívoco, íntimo, que mezcla parte de los dos espacios anteriores al incorporar el aparato psico-fisiológico del espectador, a la propia obra y a su entorno espacial inmediato. El valor e importancia del trabajo de Bonollo no radica en absoluto en sus efectos… ni en sus cualidades materiales o estéticas, sino más bien en sus posibilidades como herramienta, en su constitución como sistema con leyes propias. (…) Las propuestas de Claudia Bonollo no se restringen al marco de la pieza de arte, sino que tienen una clara vocación por construir, desde su materialidad luminosa, atmosférica y psicológica, un espacio de estas características…(…) El espectador no es simplemente subyugado o seducido, se deja seducir, sucumbe por voluntad propia, aportando su sistema físico-fisiológico como herramienta de construcción de ese espacio sensible no material…”

Como dice Corbin en una de sus célebres conferencias en Éranos: “Si queremos recuperar lo imaginal, primero debemos recuperar su órgano, el corazón, y elaborar su filosofía…” “Ese poder del corazón es lo que designa específicamente la palabra himma una palabra cuyo contenido tal vez aclare mejor el término griego enthimesys que significa la acción de meditar, imaginar, proyectar, desear. Se trate de objetos de diseño, instalaciones, proyectos de arquitectura, espacios lúdicos, jardines verticales u obras para contemplar, la meditación activa se convierte en proyecto y la imaginación en deseo…” Apelamos al corazón porque en él es donde lo imaginal presenta a la imaginación la esencia de lo real.” (J.Hillman). En el incremento de las responsabilidades de la artista frente a sus criaturas se halla un arte militante y delicado donde el creador, la obra y el espectador se convierten en un cuerpo único.

 

9 Respuestas a “CLAUDIA BONOLLO/ LA HABITACIÓN de AHAU OX (espacio sensible interactivo)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s